CASA – LOS FLAMINGOS

El proyecto responde a la necesidad de crear una vivienda unifamiliar exenta en su parcela, intentando en la mayor medida posible respetar las condiciones topográficas de la misma; así pues, como estrategia de intervención se plantea una ordenación de las cotas altimétricas de la parcela para crear una plataforma donde apoya la vivienda en planta baja que pueda así hacer transitable gran parte de la parcela.

Tres volúmenes limpios se distinguen en la parcela. El primero constituye el aparcamiento y los dos siguientes componen la vivienda. La planta baja en forma de ‘L’ hace de unión y basamento de los dos cubos que componen la planta alta. La vivienda se apoya sobre la cota 91,00. La vivienda hace de división entre el espacio de entrada y la zona de piscina. Esta última zona se sitúa a sur-este, sobre una gran plataforma a cota 90,50, cerrando así el ámbito de la vivienda.

Su geometría limpia y abierta refleja la intención de huir de la idea habitual y predominante en el entorno de construir recintos masivos, de manera tal que la vivienda se piensa como una charnela que se abre al paisaje dejando entrar a éste a todos los rincones de la vivienda, como un elemento geométrico que define un espacio por su cualidad primaria de volumen, sin ceñirse a las restricciones visuales más allá de las propias del terreno. Por lo tanto resulta un artefacto que pone en relación la escala del paisaje con la del habitante, interpretando el paisaje como un material más de composición del espacio doméstico.

La organización del edificio garantiza el mejor funcionamiento térmico y climático para un contenedor donde se colocan las diferentes estancias.

Al mismo tiempo se ha planteado una selección de materiales en los que prima la economía de medios y la mayor eficacia para garantizar su correcto mantenimiento y su fácil reposición. Ello nos conduce a optar por materiales que doten a la vivienda de un marcado carácter neutro que se deje influenciar por la presencia de la vegetación de los jardines, a la vez que sirve como punto de encuentro para una postura crítica y de rechazo a los convencionalismos constructivos y formales del entorno.

Programa de necesidades

De manera general la vivienda se estructura funcionalmente en dos plantas y un sótano. A la vivienda se accede por la planta baja donde se ubica la zona de día, configurada como un único gran recinto diáfano donde se ubica la cocina, un comedor y un salón, todo ello acristalado y separado por el vestíbulo de acceso el dormitorio principal, desde el cual se accede al área ajardinada donde se inserta la piscina.

A cota de planta baja y a continuación del salón se sitúa la terraza apergolada.

Desde el vestíbulo se accede a la planta primera a través de la columna de comunicación. Planta en la que se encuentran tres habitaciones con baño en formato suite.

En el sótano se sitúan espacios de almacenamiento, instalaciones y servicios anexos a la vivienda.

Fecha
Ciudad
Area
Pais
PROYECTOS RELACIONADOS